Un puñado de frutos rojos al día

Los frutos del bosque son ricos en antocianinas, un grupo de pigmentos antioxidantes cuyos beneficios vale la pena perseguir.
Las antocianinas contribuyen con su acción antioxidante a proteger el hígado del daño producido por sustancias tóxicas, incluido el alcohol. También se ha comprobado que ayudan a mejorar los niveles de colesterol.
Encontrarás antocianinas en otros vegetales de color morado, como la berenjena o la lechuga hoja de roble. Sin embargo, las bayas presentan en general una actividad antioxidante muy superior a otros alimentos.
Puedes tomarlas como tentempié, añadir a mueslis o ensaladas o, por qué no, convertirlas en ingrediente de tus batidos y smoothies.

Deja un comentario